Aquí me encuentro, como la mayoría de vosotras estos días pasados: preparando tooodo el material que necesitan los niños el primer día de escuela (que aquí en Catalunya es el 14 de setiembre).

4 fotos carnet, 1000 autorizaciones firmadas, 1 cuaderno del verano, la bata, 2 servilletas, bolsa del desayuno con tupper correspondiente, bolsa con ropa de recambio….. todo bien marcado con el nombre del niño. He repasado la lista una docena de veces pero me juego mi pie de doble arrastre a que alguno de mis hijos viene mañana con una nota de la maestra indicándome amablemente que hemos olvidado algo.

Ahora que lo tengo todo junto me doy cuenta de la cantidad de cosas que he ido cosiendo curso tras curso. Si me lo permitís os enseño algunas.

Empezamos con Indi. A él le cosí el año pasado una bata con mangas raglán y goma en puños y cuello. Muy sencilla y dibujada así un poco a lo tonto. Este año todavía le sirve, genial.

También necesita 5 baberos con sus 5 sobres de tela.

Bolsa para la ropa de recambio y otra para el desayuno.

La pequeña A ha estado llevando dos años seguidos una bata que cosí con el modelo A de la bata escolar de Naii. Nos gustó mucho, tiene un aire clásico y lleva pinzas delante y detrás saliendo del canesú lo que la convierten en una prenda suficientemente holgada para llevar ropa de invierno debajo. Cuando le quedó corta de mangas se convirtió en una bata de manga corta y así le alargamos la vida un poco ;)

Este año le he cosido con el mismo patrón el modelo B. Manga japonesa y un gran canesú con una abertura descentrada. Ha quedado chula, pero creo que prefiero la primera. Esta, sin embargo, me parece muy simpática para niños más pequeños. He usado la talla 7 pero le he tenido que alargar las mangas. Le he puesto snaps, me parece una bata muy desenfadada y le iban a la perfección.

Quería adornarla con un poco de piping que resulta que no me llegaba para el canesú donde terminé estrenándome con el piquillo. También aproveché para usar las etiquetas que me acababan de llegar.

Completan el “kit escolar” 2 servilletas con sus sobres de tela y una bolsa para el desayuno.

He usado una colección de Free Spirit que se llama Happi y que tiene Telaria mezclándola con la típica de cuadritos de vichy en diferentes colores. Es una colección que me gusta mucho aunque no soy demasiado fan de las telas con motivos infantiles.

Es posible que haya quien crea que no merece la pena el tiempo invertido en este tipo de piezas que no se pueden lucir y que en las tiendas son tan baratas…. pero chicas, a mi me hace ilusión y a ellos también. ¿Alguien más se ha animado?