Estas chaquetas tenían todos los números para quedarse en un armario sin terminar. Las empecé en primavera y se quedaron sin forro. Afortunadamente tuve un momento de inspiración y me hice una lista (yo me hago muchas) de cosas que tenía pendientes, a continuación me prometí que no empezaría ningún nuevo proyecto hasta tener todo en la lista terminado y…. ¿Sabéis que? Ha funcionado. Estoy terminando todas las cosas que tenía a medías y esto me hace sentirme algo “liberada”.

Cuando salió este patrón lo compré de inmediato, me encantó el estilo, pensé que era ideal para mis hijos y su forma de vestir. Es una parca que me recuerda mucho a las que llevaba yo de joven, con un aire militar. La parte de detrás es más larga que la de delante, bolsillos de parche, tiene opción para poner un cordón en la cintura, se abrocha con cremallera lleva una capucha y una visera muy graciosas. Va toda pespunteada, esto le añade un plus a la prenda aunque también varios cientos de metros de hilo y minutos de costura.

Es la Spring Showers Jacket de Elegance & Elephants.

He usado una tela tejana en gris para el exterior, la compré en Els Encants, buscaba  algo bien neutro para que pudiera ser la chaqueta de diario. Para el forro tenía pensado usar unas telas preciosas que compré en Miss Matatabi con cerdos y ratones y aunque no me llegaba para hacer las chaquetas enteras me las arreglé para hacer un apaño con unos algodones lisos de Ribes & Casals.

Están súper graciosos vestidos igual. Me muero de la risa al ver las caritas y los mimos que se dedican.

El patrón muy recomendable, no es difícil aunque si bastante laborioso. Aunque hay ciertos pasos de la construcción que no me entusiasman no creo que os de problemas. Por primera vez encuentro unos patrones que son generosos en las tallas, me encanta porque debajo les podré meter un jersey bien gordo y la bufanda.

En esta última foto veréis hasta que punto tuve que hacer patchwork para coser el forro y porqué se me cruzó la chaqueta de la niña. La del niño la cosí muy alegre, pero la de la pequeña A fue un sinfín de equivocaciones que me llevaron en varias ocasiones a abandonar la costura desesperada por mi poca capacidad de concentración.

Tiene un punto japonés verdad la chaqueta por dentro. ¿No os parece?